No insistas

009España es así: no quiere saber nada de nadie. Somos una partícula minúscula en este océano de islas que es la piel de toro tantas veces despellejada y es muy difícil que me encuentren. Solo sé que vivo, lo sé porque respiro pero nada más. En el otro lado ya no conozco a nadie porque lo impide el agua o las dudas o el miedo o esa mano invisible que todos llevamos dentro.

Solo sé que soy yo y ese que tengo ahí justo enfrente. Me mira mal porque me chorrea el aburrimiento por los ojos, no son lágrimas, te equivocas, las lágrimas me las bebí un día cuando quise nadar a otra isla y me dispararon. No conozco a un tal Orwell pero ya lo dijo antes.

Vivimos en un país que huele a papeles y a sangre, un país que ríe y canta, que mira detrás de los visillos y se quedó  sin memoria.

En este país nadie sabe nada y todos conocen al asesino. Puede ser tu padre, pero no sé su nombre, aunque  le llaman Miedo y Soledad es su apellido. No insistas, un día nos tocará y seremos carne de buitre que corre sin remedio hacia la isla más próxima.

Así somos, mira tu piel y busca en tus ojos algo bueno que ofrecer a la mañana, un gramo de sonrisa fresca, una mano apretada, un corazón solidario. Mira bien en esa parte oculta de tu alma que ellos no encontraron. Verás que todavía late una hoja de esperanza, erguida como la llama de una vela. Puede que siga viviendo en ti esa persona que un día fuiste y nunca destruyeron.

@Butacondelgarci

Foto: Carmen Vela

No hay comentarios.

Agregar comentario